Bailar es posible

A medida que nos adentramos en el tango, comienza a abrirse un abanico de preguntas, posibilidades y responsabilidades. ¿Seré capaz de bailar? ¿Podré estar a la altura de los demás?

De pronto nos encontramos ante una fascinación: entramos en la milonga, logramos internarnos en una comunidad y formamos parte de un mundo que jamás sabíamos que existía. Allí, entonces, será cuando comience el deber de quien lleva el tango en su corazón: sentirlo y hacerlo sentir en cada abrazo y disfrutar de haber vencido todas las frustraciones.

Bailar es posible; es la fuente de la juventud que espera y te espera. Aquí estamos para ayudarte en ese camino.

GRUPOS REDUCIDOS

Máximo: 3 parejas
Duración: 75 minutos.

CLASES PRIVADAS

Solo/a o en pareja
Duración: 60 minutos.

gustavo_y_luciana-profesores_tango_vals_milonga-tangomilonga-clases-image-01-v2